dilluns, 17 d’agost de 2009

Biblioteca Lafragua (México)

Este verano aprovechando un viaje a México para asistir al 53 Congreso Internacional de Americanistas he vuelto a visitar la Biblioteca José María Lafragua de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México. Mi estancia ha sido muy corta, y estuvo dedicada a investigar los ricos fondos de las bibliotecas y archivos poblanos. En Puebla también encontraréis la Biblioteca Palafoxiana, declarada patrimonio de la humanidad, e importantes archivos.

El fondo antiguo de la Biblioteca Lafragua es extraordinariamente rico y la biblioteca ha realizado verdaderos esfuerzos para modernizarse en los últimos años. Estuve curioseando un manuscrito, quizás una copia del original de imprenta que se remitió desde Puebla a Madrid para que se imprimiera en 1638 con el título de El predicador de las gentes San Pablo. El libro lo escribió Juan Rodríguez de León, un canónigo poblano, sobre el que ofrecí una charla comentando su biblioteca, la que se llevó en 1633 desde la Corte a Puebla. Era todo un personaje: predicador, escritor (uno de los primeros en escribir en favor de los artistas en el pleito con el fiscal de la Corona en 1629), coleccionista de pintura (en la época en la que Velázquez era pintor del rey), responsable de proyectos artísticos en la reforma de la Catedral de Puebla en tiempos del obispo Palafox, etc.

La Biblioteca Lafragua tiene poco personal y medios limitados, pero han conseguido logros importantes, atienden a los usuarios con exquisito cuidado en una sala de lectura reformada abierta al público (y otra solo para especialistas), mantienen un programa de catalogación retrospectiva, llevan a cabo proyectos de digitalización, un programa de exposiciones virtuales, y un proyecto que me interesa especialmente: están estudiando las marcas de fuego de los libros. Si no las habéis visto os recomiendo visitar http://www.marcasdefuego.buap.mx/

En el verano Puebla es agradable, tranquila y más fresquita que la Barcelona calurosa de estos días veraniegos. Tiene algunos museos con su pizca de gracia y mucha actividad en las calles. Es muy recomendable visitarla y podéis viajar a otros lugares igualmente muy interesantes, como Xalapa, Veracruz o Oaxaca, apenas a 3 o 4 horas en autobús, y allá estos transportes, como los llaman ellos los "camiones", son mejores que los nuestros y más económicos. Además la gastronomía poblana es famosa, y puedo dar fe de sus ricos moles, gorditas, cemitas y otras delicias culinarias.

Pedro Rueda

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada