dissabte, 30 de maig de 2015

Prácticas en el Instituto Universitario Europeo


Ciao a tutti!

Parece increíble que ya haya pasado un año desde que llegué aquí. La verdad es que cuando solicité la beca de prácticas en Florencia no tenía ninguna expectativa. Ahora, doce meses después, puedo decir que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, no sólo por haber podido trabajar en una institución de tan alto prestigio como es el Instituto Universitario Europeo, sino por todas las experiencias personales y profesionales que he vivido.



El programa de prácticas

1. ¿Sólo bibliotecarios?

Lo primero que me gustaría decir a todos aquellos que no seáis bibliotecarios es que no os cerréis las puertas. Yo soy filóloga y estudié en la Facultad el Máster en Gestión de Contenidos Digitales. Cuando vi la convocatoria pensé que me apetecía mucho ir a trabajar al extranjero, pero no sabía si podía presentarme. Pregunté y me aconsejaron probar. Y me escogieron. Nunca se sabe qué están buscando y la verdad es que en la biblioteca les gusta tener diferentes perfiles trabajando, así como gente de distintas nacionalidades.

2. El programa de prácticas

El programa de prácticas de la biblioteca tiene unos 20 años de antigüedad, por lo que la organización es perfecta. Siempre hay 5 becarios y, a veces, suelen coincidir dos personas del mismo país o universidad, aunque comienzan en diferentes períodos. En mi caso, por ejemplo, yo llegué en abril y otro estudiante de la Facultad había empezado en octubre.

Nada más aterrizar, lo primero que destacaría es el recibimiento y la buena organización de los primeros días. La llegada de un nuevo becario siempre conlleva la despedida del anterior, por lo que normalmente cuando una nueva persona llega suele asistir a la fiesta de despedida del becario al que va a remplazar, aunque aún no haya empezado a trabajar. Esto favorece poder conocer al personal de una forma distendida.
Claustro
Cantina
Una vez en la biblioteca, los tres primeros días de trabajo suelen estar dedicados a pequeñas gestiones: códice fiscale, contrato de piso si se decide vivir en los pisos de la universidad y cuenta bancaria en la Banca Firenze, que tiene una oficina en el mismo instituto. Todo ello se contempla en el programa de prácticas, por lo que durante el horario de trabajo la persona puede ir a los diferentes edificios. Además, la biblioteca proporciona hojas con la dirección, el horario y el mapa impreso de GoogleMaps. Una vez abierta la cuenta bancaria, normalmente suelen adelantar el sueldo del primer mes para que la persona no tenga que sobrevivir con sus ahorros durante las primeras semanas.

Biblioteca
A partir de aquí el día a día es bastante rutinario. Cada becario se asigna a un departamento, que dependerá de las necesidades de la biblioteca, en el cual trabajará todo el año. Después de unas semanas, además, al mismo becario se le asignará otro departamento diferente donde trabajará por las tardes. Las tareas suelen ser las mismas durante todo el año.


3. ¿Cómo es el día a día en la biblioteca?

La jornada en la biblioteca empieza a las 8:30 h de la mañana. Sin embargo, dos días a la semana se debe llegar 15 minutos antes para registrar y ordenar los libros consultados por los usuarios el día anterior, recoger aquellos que hayan dejado en los buzones de retorno y abrir la biblioteca. En mi caso, siempre eran los lunes y los martes.

Durante la mañana, como he comentado anteriormente, siempre se trabaja en el mismo departamento. Yo estuve en el departamento de préstamo interbibliotecario. El volumen de trabajo es bastante intenso, ya que la biblioteca solicita libros y artículos a bibliotecas de todo el mundo y cualquier biblioteca, también, puede solicitar materiales al instituto. La persona asignada en este departamento debe gestionar tanto las solicitudes de los usuarios de la biblioteca como las solicitudes que se reciben vía correo electrónico. Este trabajo comprende responder los emails de los usuarios y de otras instituciones, buscar los materiales en la biblioteca o localizarlos en otras instituciones, enviarlos, recibir libros y artículos, enviarlos a los usuarios y controlar los pagos del servicio.

Por las tardes, después de unas semanas, se colabora en otro departamento diferente, en el cual también se trabajará durante todo el año. En mi caso fue en el European Documentation Center aunque, de forma esporádica, también pude realizar algunas tareas en el Electronic Resources Department y en el Departamento de catalogación.


Búsqueda de piso

Desde mi punto de vista, este es uno de los puntos más importantes cuando se va a vivir a una nueva ciudad o país y, también, a veces, el más complicado. Sin embargo, para aquellos que seáis seleccionados por el Instituto Universitario Europeo hay algunas opciones muy sencillas y otras más complicadas. Todo depende de las preferencias de cada uno.

1. EUI Flats

Ésta es la opción más fácil y práctica: vivir en los pisos del instituto. En total hay 71 apartamentos, que pueden ser para 2, 3 o 4 personas, ubicados en dos localizaciones diferentes: Pian de Mugnone y Ponte alla Badia. Desde Ponte alla Badia se puede ir andando a la biblioteca. Se tardan unos 10 minutos, eso sí, cuesta arriba. Desde Pian de Mugnone, en cambio, es necesario tener coche para poder desplazarse.

NuoviAppartamenti
EUI flats
Lo positivo de estos apartamentos es que no hay que preocuparse por nada. No hace falta buscar piso, están al lado del trabajo, todas las facturas están incluidas en el precio, están amueblados y con el menaje necesario para cocinar, tienen aire acondicionado y calefacción. Además, si surge cualquier problema o algo no funciona, desde la misma página del instituto se puede enviar un email para comentarlo.

La parte negativa es que están lejos del centro de Florencia y sólo hay un autobús que tenga parada aquí. Además, por la noche no hay transporte público, por lo que a partir de medianoche se necesita coche para volver a casa o se debe ir siempre a pie (unos 45 minutos desde el Duomo, por ejemplo). Tampoco hay supermercados ni tiendas, pero, en cambio, se vive en plena naturaleza y sin el ruido típico del centro de Florencia.

2. Vivir en la ciudad

Para aquellos a los que no les guste vivir junto al trabajo, o que les guste estar en el centro o que les guste tener las tiendas al lado de casa, otra opción es buscar piso en la ciudad. Para ello se pueden mirar diferentes páginas web, páginas en Facebook y la base de datos del Instituto. Dejo a continuación un pequeño recopilatorio:
  • Base de datos del instituto:
    • Housing offers posted by EUI members: aquí podéis encontrar anuncios publicados por estudiantes, trabajadores u otras personas relacionadas con el instituto. No suelen haber muchas habitaciones o pisos.
    • EUI Housing Database: es una base de datos con alojamientos, que pueden ser habitaciones o pisos completos. Para acceder, se necesita un usuario y contraseña. Podéis probar a solicitarla antes de llegar. En mi opinión, hay anuncios muy antiguos, pero que nadie los elimina, y también nuevos. Yo llamé a varios y algunos propietarios me comentaron que hacía varios años que habían publicado el anuncio y también el piso donde estoy viviendo actualmente lo encontré aquí. A muchas personas les da más confianza alquilar a gente que estudia o trabaja en el Instituto Universitario Europeo que a otra persona que no conocen de nada.
Seguro que hay muchísimas más, pero para mí estas son las más útiles.

La ciudad, viajar y el tiempo libre

Florencia es una de las ciudades más bellas de toda Italia y, por qué no decirlo también, del mundo. Pero es una ciudad pequeña, por lo que después de unas semanas os empezará a entrar el gusanillo de visitar otros lugares. ¡Y Florencia está justo en el medio de la Toscana!

Aunque el transporte en Italia no destaca por ser uno de los mejores de Europa, hay trenes y autobuses cada día no sólo a otras ciudades toscanas, sino que la combinación es perfecta con multitud de ciudades italianas. Mi lista de lugares visitados incluye Pisa, Lucca, Siena, Arezzo, Bolonia, Roma, Milán, Venecia y Verona. A Nápoles espero ir el mes que viene.
Fotografiando Siena

Además, no olvidéis también que Italia está en el centro-sur de Europa, por lo que, si tenéis la posibilidad, no descartéis visitar otras ciudades europeas. Yo sólo he podido hacer una escapada a Frankfurt, ya que solo tenemos los fines de semana libres, pero en tres semanas voy a Estambul.

Los compañeros

Para finalizar esta entrada, quiero agradecer a todos mis compañeros su ayuda, amistad y compañerismo durante estos 12 meses: Jofre Capdevila, Núria Cangròs y Ana María Arango, los tres de la Facultad (sí, creo que la UB ya es una colonia dentro del instituto); Eleni Kouloumpi, Eleni Tziortzi y Stella Breki, de Grecia; Jirí Vankát, Katerina Polomská y Vojtech Plesak, de la República Checa, Sara Mori, de Italia y Karin Albinsson, de Suecia. Como veis, el ambiente de la biblioteca no puede ser más internacional. ¡Espero que todos sigamos en contacto!


3 comentaris:

  1. Uf, cuántos recuerdos!!!

    ResponElimina
  2. Miguel, gracias por animarme a ir!

    ResponElimina
  3. Hola Sonia, estoy interesado en las prácticas y me has ayudado mucho, pero hay un par de preguntas que me gustaría hacerte. ¿Cómo podría contactar contigo?

    ResponElimina