divendres, 20 d’agost de 2010

Pràctiques d'estiu a l'ETH (Zuric, Suïssa)

Hola,

Me llamo David y os escribo desde Zúrich, donde estoy realizando las prácticas de verano con la Eidgenössische Technische Hochschule (ETH) durante agosto y septiembre. Por ello, y como es menester en este Blog, comentaré algunos aspectos de mi experiencia como becario aquí.

Suiza es pequeña, muy pequeña. Sin embargo, tiene una diversidad cultural extraordinaria, algo que asimismo ha sido asumido como seña de identidad (cuatro idiomas oficiales, diferentes tradiciones, gastronomía...). El cantón de Zúrich pertenece al área suiza de habla alemana, aunque calificarla de particular con respecto al alemán estándar es quizás quedarse corto. De hecho, los alemanes (que por cierto son más del 20 % de la población de la ciudad) suelen mofarse de su extraña manera de pronunciar las letras, su entonación y el utilizar siempre diminutivos, algo que por cierto que no deja de ser puesto en relación de modo peyorativo al tamaño reducido de su país.

La ciudad de Zúrich está bien, no disgusta. No pasa del medio millón de habitantes, gente amable y más discreta que acogedora, que disfruta de una ciudad monumental preciosa y a la vez sencilla... Con una naturaleza de postal en todo su entorno y aspectos genuinamente suyos como su extraordinario bienestar material, algo visible en el porcentaje de gente rica y porsches por kilómetro cuadrado que por aquí ven.

Yo personalmente vivo en el barrio de Oerlikon (en el Norte de la ciudad), en el único Wagenplatz de la ciudad. Los Wagenplatz son sitios con bastante tradición en centro Europa e Islas Británicas, donde gente que viven en camiones y caravanas se establecen a vivir de manera conjunta (de manera ilegal y con significación política la mayoría de veces). En mi caso, el conocer gente que vivía aquí me ha dado la oportunidad de estar en una bonita caravana de los años 80. Ya después de trabajar en ella la primera semana tenía una súper-cama, mesa de estudio grande, cocina, luz, agua e incluso internet…

En cuanto a las prácticas en sí, lo cierto es que la experiencia no puedo dejar de calificarla como sencillamente impresionante y enriquecedora. El prestigio de la ETH se nota para empezar en sus instalaciones. Su campus central está en lo alto de una colina presidiendo la ciudad (por ello antes era llamada la “Zürich Akropolis”). Tiene muchos guiños al pasado, como el Polybahn-funicular, por el que se puede subir desde el centro, o su arquitectura, pero sus instalaciones son ultra-modernas. El edificio principal donde yo trabajo, además de albergar la biblioteca, tiene asimismo auditorios, gimnasios, salas de estudio personalizadas, salas de relajación y dos comedores/cafeterías con 4 menús diferentes cada día... uff...

En el trabajo me encuentro en el área física dedicada a internet, con un entramado funcionarial que comprende unas 30 personas. Estoy dentro del equipo de trabajo encargado del desarrollo del nuevo portal del conocimiento de la biblioteca de la ETH, Wissensportal (http://www.library.ethz.ch), en el que estamos unas 10 personas de staff y 2 becarios. En todo caso, además de poder practicar alemán en el trabajo, las primeras semanas he estado realizando diferentes pruebas técnicas y un informe sobre la nueva versión 3 del software para bibliotecas digitales Primo © y ahora ya me encargo de realizar la analítica web del Wissensportal, lo cual me parece muy interesante.

En general el ambiente de trabajo es relajado pero intenso (hago unas 42 horas semanales) y, sin duda uno de los aspectos más sorprendentes para mí; no se lleva mal. Existe un espíritu de equipo palpable, hay mucha comunicación entre los diferentes proyectos, se hacen reuniones semanales de cada proyecto y cada dos semanas una conjunta, y además me ofrecen presentaciones personales sobre dichos proyectos (E-Collections, E-Citations, E-Lending, E.Lib, DOI.ch...), con lo que no dejo de aprender cosas.

Bueno y aquí me despido que ya he escrito demasiado… Solo recomendar este tipo de experiencias y dar un saludo pues a todos aquellos que, como yo, prefieren perder unas vacaciones y hacer unas buenas prácticas de verano… Yeah...

Chaoooo!!

David Sánchez Crujeiras


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada